Esto será lo último

y será el principio,

de un misterio desdichado.

 

De no haber encontrado

a mi amor auténtico

que ligero ha volado.

 

Dime si esto no es triste,

si no es apasionado

por muy lejos que estés

mi amor vuela

acaricia tu corazón

y vibramos al lado.

 

No importa

pasar mi vida buscándote,

no importa,

pues la edad no es eterna

mas el amor no es efímero,

de un corazón enamorado.

 

Espero que creas

en lo mismo y

vuelvas a mi lado,

curando los daños

que me has provocado.

 

Se acabó el infortunio

los males ya evaporados.

Por haber creído,

por habernos encontrado.

Javier Bravo Tamayo