Localización

Cabeza del Buey se encuentra en el límite de la provincia de Badajoz que linda con las de Ciudad Real y Córdoba, entre las comarcas extremeñas de La Serena y La Siberia, el cordobés Valle de los Pedroches y el manchego Valle de Alcudia
Nuestro centro tiene un marcado cariz rural y escolariza alumnos de nuestra población y de otros núcleos rurales próximos de La Serena y La Siberia.
También acuden alumnos residentes en la Escuela Hogar San Vicente de esta localidad procedentes de pueblos próximos que permanecen internados durante la semana en dicha institución.
La localidad tiene 5.620 habitantes (según Padrón de diciembre de 2007) y dista 188 km de Badajoz, la capital provincial.

 

Las pequeñas industrias existentes centran su actividad en la transformación de alimentos: repostería, panaderías y queserías.
El principal modo de producción económica se fundamenta en el sistema de cooperativas: constructoras, consumo, fabricación de ladrillos, talleres de confección que emplean sobre todo mano de obra femenina, una cooperativa olivarera y otra ganadera que concentran las actividades del Sector Primario.
Recientemente se ha construido un Polígono Industrial en el que se van reuniendo algunas pequeñas industrias y talleres fundamentalmente del sector servicios.

 

mapcarret

El núcleo histórico lo forman las calles próximas al ayuntamiento, la iglesia parroquial, el hospital de Santa Elena, la actual Plaza de la Constitución y la Plaza de la Fuente, en cuyo centro se encuentra el monumento emblemático alusivo a la localidad.
croquis
La Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de la Armentera, levantada en el siglo XVI a impulsos del Comendador Rol y luego muy transformada. En ella destacan sus portadas gótica y renacentista y la torre con remate de ánforas vidriadas. Actualmente se reforman las zonas más deterioradas. De los siglos XV y XVI datan numerosas casas solariegas de recias portadas graníticas. Entre ellas resultan muy representativas la llamada Casa de la Audiencia o Ayuntamiento Viejo, las de los Valdivia Rol, Madroñero Muñoz o las de los Gante. De la misma época es el convento de la Purísima Concepción. Muy representativas resultan las ermitas de San Roque, San Vicente, Cristo del Humilladero, San Mateo y San Blas. Otras realizaciones como el hospital de Santa Elena y la Casa de la Encomienda patentizan el esplendor de la población en el pasado.

plazafuentesigloxxi

 

 

La Plaza de la Fuente es el centro neurálgico y en ella se encuentra el monumento emblemático de la localidad: una cabeza de buey y estatua de mujer sobre un pedestal rodeado de una fuente circular con surtidores, diseñada por el escultor local José Antonio González López-Arza, autor también del Monumento al Siglo XXI, situado frente al Instituto.


belen1

belen2

El Santuario de Nuestra Señora de Belén es, sin duda, el monumento histórico-artístico más importante de Cabeza del Buey. Está situado a 11 Km de la localidad y constituye en verano un verdadero oasis de verdor en la reseca Serena. Sus orígenes datan del siglo XIII y fue Convento Trinitario y cuartel de la Orden del Temple. Destaca su claustro de estilo románico y las celdas de los frailes. La iglesia de estilo barroco tras las reformas y ampliaciones, con pinturas murales. Y el camarín con la imagen de la Virgen.

Factores ambientales y socioeconómicos han hecho de La Serena una comarca de extraordinario interés ecológico.

La alternancia armónica en La Serena entre las extensas zonas de vegetación natural con cultivos, pastizales y roquedos permiten la supervivencia de una abundante y variada fauna como la avutarda, el sisón, el cernícalo, las cigüeñas y sobre todo las grullas que ofrecen un verdadero espectáculo migratorio cada año al comenzar el invierno. Más de 10.000 llegan procedentes del Norte de Europa.

La zona es un lugar privilegiado e idóneo para el turismo rural con rutas a caballo y casas rurales acondicionadas.

Es una zona eminentemente de caza menor y la reina indiscutible es la perdiz roja. Abundan también liebres, conejos y palomas.

En el cercano embalse de La Serena-Zújar los pescadores pueden encontrar barbos, carpas, lucios, black-bass, anguilas, bogas o cangrejos.

También pueden realizarse actividades deportivas como natación, remo, piragüísmo, vela...

 

HISTORIA DE CABEZA DEL BUEY

Desde muy antiguo el hombre ha vivido por los alrededores de Cabeza del Buey, y son muchos los restos que han ido apareciendo a lo largo del tiempo; los mas antiguos son las Pinturas Rupestres Esquemáticas de la época Neolítica, siguiéndole en antigüedad varias esquelas mortuorias de la época del Bronce ,varios objetos de la época Celta, las formidables Termas romanas del Puerto de la Nava, y por último, el Castillo moro de Almorchón.

Fueron precisamente los habitantes de la Puebla de Almorchón al unirse con los del poblado de Cabezarrubias, los que dieron origen al actual Cabeza del Buey.

Antes estas tierras fueron conquistadas por Fernando III "El Santo",quien las donó a los Caballeros de la Orden del Temple; una vez suprimida dicha Orden, fueron entregadas a la Orden de Alcántara, que permaneció en ellas hasta el siglo XIX (cuando finalmente fueron suprimidas las Ordenes Militares).

Reinando en Castilla y León el rey Juan I, concretamente en el año 1387,el Maestre de la Orden de Alcántara, Fray Martín Yáñez de la Barbuda, elevó a Cabeza del Buey a la categoría de Villa independiente, le concedió término propio, un mercado los martes y el Fuero de Flores que era el que regía en la ciudad de León.

Nació así la Villa de Cabeza del Buey. Su situación y la proximidad del Castillo de Almorchón, fortificación bélica vital para la zona, viene a demostrar el carácter estratégico de la fundación de la vialla.

Figura de relieve y nacido aquí, fue Diego Muñoz-Torrero, político liberal protagonista de las Cortes de Cádiz de 1812, de quien toma el nombre nuestro Centro.